03 diciembre 2006

Cerezas y carbón

El supuesto experimento de dos de los pesos pesados nacionales tiene un claro vencedor. Bunbury & Vegas, El tiempo de las cerezas, veinte canciones, diez cada uno, en rigurosos turnos alternados. En un principio, se espera la gravedad de Vegas y el gamberrismo de Bunbury, pero éste último patina. Mientras que a Nacho Vegas la presencia de Bunbury le conduce a una evolución instrumental muy apreciable, al segundo la jugada le sale mediocre. Aún así, el maño tiene sus grandes momentos, como El callejón sin salida, Látex o En la espina dorsal del universo; porque, eso sí, cuando se pone, lo borda. El tedio se apodera del resto de los temas del showman, con letras muy enrevesadas que no consiguen transmitir mucho, además de poca originalidad en su música. Recuerda demasiado a El viaje a ninguna parte, viaje del que todavía no parece haber regresado.
El asturiano más indie se desata con un estilo más agresivo; tan pesimista como siempre, pero con un ritmo más vivo y más mala leche. Realiza un trabajo estupendo: una composición vocal sobresaliente, con unos estribillos tremendamente efectivos, por esta vez sin someter la instrumentación a la lírica, sino mucho más complementadas. Todas sus canciones tienen algo de esa magia que le falta a las del de Zaragoza. Muy curiosa Montenegra, con un estilo que recuerda a Yann Tiersen. También a destacar Días extraños, El cazador y una sobrecogedora Bravo (la original es del yucateco Luís Demetrio). Notable alto para Nacho. Enrique aprueba por los pelos.
Entre el dolor y la nada elegí el dolor

8 comentarios:

Hôichi dijo...

Estoy de acuerdo contigo en que Nacho se como a Bunbury.A mi Bunbury nunca me ha entusiasmado, tiene alguna canción reseñable, pero no más. Nacho se pasó por mi ciudad, Elche, en su gira acústica, el concierto, estuvo bien, no el mejor de las siete veces que le he visto pero entretenido.

saludos

Un punki de terciopelo dijo...

Ojo, desde mi punto de vista, Nacho se come a Bunbury EN ESTE caso; generalmente yo soy mucho más de Bunbury. Me parece un genio.

J dijo...

Dios salve al señor Vegas, porque es un señor, o a lo que queda de él. Por cierto, solo un apunte, el gallego es de un poquito más al este, asturiano de Gijón. Por lo demás Nacho está por encima siempre de los demás... jejeje.

una madrileña dijo...

Me ha pasado lo mismo que a tí.
Suelo ser completamente de Bunbury, pero esta vez creo que Nacho le gana por la mano y, en efecto, se lo come. No creo que Bunbury sea un genio.Sólo creo que lo fue.
Dias extraños. Qué gran descubrimiento.Mil gracias.

Un punki de terciopelo dijo...

Gracias J por la puntualización - la de que no es gallego, claro; ya está corregido. Respecto a lo otro, obviamente, discrepo.

Un punki de terciopelo dijo...

No es por ser pesado, pero ellos mismos me dan la razón:

http://www.mondosonoro.com/detall_concert.asp?id=209306

Ginebra dijo...

A mi me gusta mucho mas bunbury, aunque en este caso reconozco que se luzca mas Vegas.

NO comparto tu opinio J, bunbury ha sido y será un genio. Simplemente todos tenemos rachas mas creativas y menos creativas, pero sigue siendo un genio.



Un besazo

ItoCuaz dijo...

sALUDOS... PUES LA PAERCEPCIÓN ACÁ EN MEÉXICO FUE SEMEJANTE A LA QUE TÚ TIENES... ESTUVIERON EN CONCIERTO ACÁ Y, POR MOMENTOS, NACHO SE COMIO A BUNBURY POR MUCHÍSIMO. SIN EMBARGO, A PESAR DE SUS BUENAS INTERPRETACIONES, SÓLO SE RECONOCIÓ LA LABOR DE BUNBURY POR SER MUCHO MÁS CONOCIDO POR ACÁ... QUE PENA, PERO, AL MENOS YO, ESE DÍA ME HICE FAN DE VEGAS!!!