05 noviembre 2007

Sólo un músico


Con retraso, como de costumbre, llega a mis manos La Radiolina, lo último de Manu Chao. Con una gran variedad de estilos, tiene un sonido más propio de Mano Negra que de Chao, aunque pueda resultar hablar de lo mismo. ¿Más de lo mismo? En parte, sí. Pero, por suerte, es lo bueno lo que se repite. Un estilo completamente inconfundible, e inimitable, a pesar de los numerosos seguidores o imitadores, fallidos, a mi parecer.
En el álbum se encuentra Me llaman calle, una canción estupenda perteneciente a la banda sonora de Princesas, y otras pequeñas joyas como Y ahora qué, A cosa y Mamá cuchara, además de su primer sencillo, Rainin in Paradize. En veinte cortos temas, Manu nos expone sus preocupaciones, con un profundo pesimismo por lo que está por llegar, pero, afortunadamente, sin ánimo de impartir doctrina, pues él, sólo es un músico.


1 comentario:

Magala dijo...

Acabamos de comprarlo en Brasil. En navidades lo ves. Besazos