28 enero 2006

Ataque masivo en la electrónica



Me adentro poco a poco en la selva de la música electrónica. Hablar de "electrónica" es tan general como hablar de "Rock", así que intentaré ser algo más concreto.
Poco a poco voy familiarizándome con esta música. Probablemente sea bastante osado escribir acerca de ello, pues no estoy todavía muy familiarizado con ella, pero mi creciente pasión hacia ella me ha obligado a hacerlo. Espero que mi colega Lupo, el principal causante de mi "electrointerés", no se tire demasiado de los pelos cuando lea esto.

Dentro de la música electrónica, se pueden diferenciar dos grandes grupos: la rama dance, habitual de las discotecas y con toneladas de estilos diferentes, (house, trance, rave,...), y la electrónica más pura, que es la que más me interesa. Mi intención con todo este rollo es intentar promover un acercamiento a todo el que quiera a esta genial parte de la música.

Una buena toma de contacto puede ser empezar con Morcheeba, un gran grupo con un sonido algo comercial. Todavía se escuchan las estructuras habituales de guitarra, bajo batería y voz (femenina y sensual, de Skye Edwards, de esas que hace que se te caiga la baba mientras escuchas). Big Calm y Charango, todavía con Skye Edwards, son a mi parecer sus dos mejores trabajos. Sus canciones instrumentales son también muy interesantes.
Un grupo muy similar es Olive; puede resultar interesante si disfrutas mucho con Morcheeba, pero a mi me parecen muchísimo más pobres instrumentalmente.

The Chemical Brothers
significa ir un poquito más allá: a medio camino entre el dance y la electrónica, su sonido es algo más rápido, más techno.

Si buscas algo más agresivo deberías probar con Goldie o The Prodigy, grandes artistas del estilo llamado jungle. En el otro extremo, en el llamado ambient techno, puedes encontrar a grupos como Orbital y Air, mucho más de mi gusto, dicho sea de paso. En las ramas más dance también hay grandes grupos como Daft Punk, Underworld, Propellerheads, Fatboy Slim, Aphex Twin,...

Pero cuando yo me enamoré de este sonido fue cuando encontré lo que me parece el sonido más puro de la electrónica, el trip hop. Encontré a Massive Attack.
En su música me parece escuchar una mezcla de hip hop con la cultura de club, y consiguen obras maestras como Blue Lines, Protection, o Mezzanine. Bases rítmicas basadas en la percusión muy relajada y un omnipresente bajo, en ocasiones incluso introduciendo guitarras fuertemente distorsionadas, piano, órgano y voces femeninas y masculinas. En mi opinión, consiguen un sonido lento pero progresivo, con un aire que me resulta narcótico, misterioso, genial, como por ejemplo en Heat Miser. Cuentan con colaboraciones estupendas, como Tracey Thorn, Sara Jay (espectacular en Dissolved Girl), Sidney O'Connor, Horace Andy, y el gran Tricky, que casi podría considerarse un miembro más del grupo en los dos primeros álbumes. No te los puedes perder, incluyendo la discografía de Tricky en solitario, en especial Maxinquaye, otra obra maestra.

También muy similar a Massive Attack y a Tricky podemos encontrar a Portishead, grupo formado por Geoff Barrow y la peculiar e inconfundible voz de Beth Gibbons. Son unos maestros del scratching.

El disco Endtroducing... de DJ Shadow supone también un punto y aparte para el trip hop. Estupendo el piano de Building Steam with a Grain of Salt, y el órgano de Organ Donor (en Pandora circula una versión en directo espectacular de esta canción). Otro disco genial, obra de DJ Shadow es el Psyence Fiction de U.N.K.L.E., grupo al que pertence.

Para terminar, una escucha más difícil, más dura, de la electrónica y el trip hop puede conseguirse con Howie B. Este sonido me parece mucho más oscuro, repleto de sintetizadores, no es desde luego el artista con el que empezar en el mundo de la electrónica. A mi parecer, Music for Babies es su mejor disco.

3 comentarios:

Roy Batty dijo...

Joder, cada día te superas macho. Un diez para el artículo. Un abrazo

Giskard dijo...

Pos realmente, está bastante, bastante bien. Yo, que soy bastante malo para los nombres en general, y, para que negarlo, bastante profano en el tema, me he sentido informado ^^
Eso si, considero descortés relegar la música electrónica de baile como algo secundario, creo que hay verdaderos maestros en el tema, con piezas sublimes y todo eso. Aunque, en el fondo, la música o te gusta, o no te gusta.
Sigue así!

Un punki de terciopelo dijo...

No considero la música de baile como algo secundario, pero es que no me acaba de interesar y por eso no hablo de ella (aunque una pequeña mención sí que hago...). Pero claro que hay grupos muy buenos ahí, desde luego. Eso sí, como suele ocurrir con frecuencia, lo que más suena en las discotecas suele ser lo más malo.