31 mayo 2006

They're Red Hot!

Barcelona, 30/05/06, 19:00 h:
Para mí una Voll – Damm y ¿donde está Ibai? y vamos a cenar ya y otra Voll – Damm y voy al baño y aquí está Ibai y qué buen ambiente y no, no quiero entradas y no, no quiero entradas y no, no quiero entradas y estos se van a comer toda la reventa y ¿podremos colarnos abajo? y creo que voy a pillar otra lata de cerveza y ¿cachean a la puerta? y ¿qué hago con la cámara? y ya sabes dónde la voy a guardar y madre mía ¡qué tatuaje! y joder, al final no cachean y ¡ya estamos dentro! y ¿nos metemos en la pista? y ¿pero qué telonero es éste? y necesita canciones de otros para que la gente se mueva y me parece que va a haber que saltar y ¡hay que colarse como sea! y ¿probamos por el lado? y ¡eureka! y pues al final ha sido muy fácil y ¿vamos a por más cerveza? y un litro para cada uno, ¿no? y ¿los demás no han saltado? y vamos más cerca del escenario y ¿ya es la hora? y ya sabes que media hora de retraso es segura y esto está hasta arriba y ¡ya están aquí! y Can’t Stop y ¡qué chulas las luces! y ¡Dani California! y ¡qué calor! y mira cómo bota Flea y ¡Scar Tissue! y Mercedes, lo habrás visto bien desde arriba, ¿no? y Throw away your TV y Charlie y me parece que van a tocar Hey oh y ¡te lo dije! y ¡Frusciante es el puto amo! y creo que los de atrás me odian y con tanto salto me va a salir la cerveza por las orejas y ¿Iñigo, más cerveza? y Especially in Michigan y ¿qué dice de su cabeza? y Tell me Baby y la de delante te va a matar y Wet Sand y ¡By the Way! y ¡Under the Bridge! y ¡Dios mío, es Give it Away! y…¿ya está?, ¿¡Cómo que ya está!?...

Un buen concierto, las canciones nuevas suenan definitivamente mejor en directo, pero se echaban de menos alguna más de la etapa Blood Sugar Sex Magik. En cuanto a la duración, es lo que ha convertido un concierto que podría haber sido magnífico en un buen concierto. Hora y media para el primer concierto de la gira mundial, con casi veinte mil personas, me parece muy escaso. En cualquier caso, tienen buen directo, pero sin el toque gamberro que tenían antes (esto último lo digo sin conocimiento de causa in situ). Les faltó quizás también algo de conexión con el público. Eso sí, su calidad como músicos es innegable, especialmente Frusciante. No defraudó, pero pudo estar aún mejor si tan sólo lo hubieran estirado media hora o tres cuartos.

Lo mejor de todo, aparte por supuesto de la compañía, el ambiente de macroconcierto, desde las 7 de la tarde. Eso es impagable. Me encanta la música en directo.

7 comentarios:

Giskard dijo...

jejej, muy original ese principio de post, te lo has vuelto a currar ;)

A ver si para el próximo concierto el menda tb se asoma al mogollón.

Pablo dijo...

Que envidia tío, en fin. En el País han puesto el concierto un poco a parir pero ya se sabe, es cuestión de opiniones. Desde luego estoy seguro de que lo hubiese flipado si hubiese estado allí.

Roy Batty dijo...

Joer, anda que no te lo montas bien macho ;)
Menudas pintas de Krispin Klander tiene el de detrás de ti :D

Un punki de terciopelo dijo...

¿Te refieres al de las rastas?
También venía con nosotros, me lo presentaron; debería acordarme de su nombre, pero la cerveza funcionó a la perfección...era un tipo simpático.

Roy Batty dijo...

Je, si, al de las rastas :) Esto me recuerda alguna situación (veáse Competencia) en la que tras estar toda una noche de juerga con alguien me preguntabas: Macho, ¿Cómo se llamaba este tío?- Ni idea macho, pero mientras nos siga invitando....

JA JA JA, me estoy acordando del hijo del Baratto!!! THE DOCTOR!!! como el Rossi.

Un punki de terciopelo dijo...

Juasjuas... pero nada, ya sabes que es un tío que no quiere que se lo den todo hecho y por eso se toca tanto los cojones...Por cierto, ¿has visto Desayuno con Diamantes?

Roy Batty dijo...

Pues mira no, pero he oído maravillas de la pelicula ;) JA JA JA